El plazo de prescripción de delitos contra menores empezará a correr cuando la víctima cumpla 30 años

Pedro Vallín, Madrid, Celeste López 25/02/2020 18:22 | Actualizado a 25/02/2020 20:19

El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, adelantó este martes durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, que la futura ley de protección de la Infancia y la Adolescencia, conocida como ley Rhodes establecerá que "el plazo de prescripción de los delitos graves contra menores se contará a partir de que la víctima haya cumplido los treinta años de edad". Es decir, el plazo empezará a correr cuando la víctima cumpla esa edad.

PUBLICIDADAds by Teads

La medida evita que el plazo natural de prescripción de los delitos graves impida que las víctimas de abusos y violencias de diverso tipos durante la infancia se vean inermes si, cumplida la mayoría de edad, deciden denunciar los maltratos y violencias sufridos cuando eran menores.

La ley contempla la creación de unidades especializada en delitos contra los menores dentro de las Fuerzas de Seguridad

Lo anunció Iglesias como respuesta a las preguntas de los senadores de Ciudadanos y Vox sobre los casos de 15 menores que han sufrido explotación sexual pese a estar acogidos en centros tutelados del Consell de Mallorca.

Iglesias, que reprochó a Ciudadanos y Vox, como ya había hecho la pasada semana con el PP en el Congreso, que utilicen el caso de Baleares para hacer política partidaria, y también adelantó que la futura norma establecerá el deber ciudadano de "denunciar de forma inmediata la existencia de indicios de violencia ejercida sobre niños, niñas o adolescentes", una medida que indirectamente concierne a los clientes de prostitución, a los que incrimina en los casos de prostitución de menores..

El gobierno, explicó el vicepresidente, creará la figura de un "coordinador de bienestar y protección", en todos los centros educativos para vigilar y prevenir la existencia de casos de explotación sexual, voluntarios o no, de los jóvenes. Para los centros educativos, se establecerán nuevos protocolos de actuación "frente a indicios de acoso escolar, ciberacoso, acoso sexual, violencia de género, suicidio, autolesión y cualquier otra forma de violencia" que padezcan los menores.

Será obligatorio que los ciudadanos denuncian cualquier indicio de violencia contra un niño

También anunció la creación de unidades especializadas en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a dar formación especializada a jueces y fiscales. Los protocolos de prevención serán "obligatorios en todos los centros de menores, con planes específicos de prevención y detección precoz ante posibles casos de trata con fines de explotación sexual de personas menores de edad". Igualmente, habrá un Registro Central de Información sobre la violencia contra la infancia.

El gobierno prevé presentar a corto plazo la ley Rhodes, pero aún no hay una fecha cerrada.