El Papa prometió que la Iglesia combatirá los abusos sexuales contra los menores

En su mensaje de Año Nuevo al cuerpo diplomático acreditado ante el Vaticano, el papa Francisco reveló que la Iglesia combatirá los abusos sexuales contra los menores, "uno de los peores y más viles crímenes posibles". Esta fuerte declaración del Sumo Pontífice llega luego de un 2018 marcado por la denuncia de una serie de abusos sexuales del clero, en mayor medida en Estados Unidos y Chile.

"La Santa Sede y toda la Iglesia están trabajando para combatir y prevenir tales crímenes y su ocultamiento, para averiguar la verdad de los hechos que implican a eclesiásticos y para hacer justicia a los niños que han sufrido violencia sexual, agravada por el abuso de poder y de conciencia", manifestó el Santo Padre.

Asimismo, el Obispo de Roma convocó para el mes de febrero en la Santa Sede a los presidentes de las conferencias episcopales de todo el planeta a una cumbre sobre la protección de menores. "La reunión que tendré con los episcopados de todo el mundo [...] pretende cumplir un paso más en el camino de la Iglesia para arrojar luz sobre los hechos y aliviar las heridas causadas por esos delitos", detalló.

Por su parte, en una larga e inédita carta que fue divulgada el jueves pasado, el Sumo Pontífice instó a los obispos de Estados Unidos a que eviten "ser marketineros" frente al drama de la pedofilia en la Iglesia y además les pidió recuperar el prestigio de la institución con un cambio profundo de mentalidad.

"Para responder a los escándalos por los abusos sexuales y de poder, es necesario un corazón libre de compromisos y aparentes certezas. La herida en la credibilidad exige un abordaje particular pues no se resuelve por decretos voluntaristas o estableciendo simplemente nuevas comisiones o mejorando los organigramas de trabajo como si fuésemos jefes de una agencia de recursos humanos", remarcó Francisco en su contundente texto.

Y concluyó con dureza: "Tal visión termina reduciendo la misión del pastor y de la Iglesia a mera tarea administrativa/organizativa en la empresa de la evangelización. Dejémoslo claro, muchas de estas cosas son necesarias, pero insuficientes. Un servicio que no pretende ser marketinero o estratégico para recuperar el lugar perdido".