Carta dirigida a todos los jueces, fiscales y autoridades competentes

No sé ni como empezar. Es duro volver a recordar cada vez que abusaron o me violaron, pero debo hacer esto por todos y todas las víctimas de pederastia tanto intrafamiliar, como de otros tipos de depredadores, el primer recuerdo es de cuando tenía más o menos cuatro año y medio. También recuerdo que algo paso con unos vecinos, la verdad que no recuerdo que me hicieran nada, solo recuerdo a mi madre bajándome las braguitas, oler mis partes y a continuación pegarme una paliza. Después ya con unos 8 años el abuelo de dos hermanos vecinos y compañeros de colegio, durante un año y medio abuso de mí, sin agresiones, muchos regalos, chuches, dinero, hasta tabaco, con el tabaco hacía que me sintiera más mayor, luego vinieron más, amigos de mi progenitor, todos tenían en común que me decían, no digas nada o te pegaran, eso me hacía recordar la paliza que me dio mi madre años atrás, una noche yo tenía ya 10, 11 años mi progenitor se echó sobre mi estando durmiendo y me penetro, eso ya me mato del todo psicológicamente y vino mi primer intento de suicidio, yo no dije el por qué lo hice, tenía miedo pero los psiquiatras detectaron que sufrí abuso sexual y que fue mi padre y al decírselo a mi madre, ella me culpó y decía que yo estaba loca.

  • ¿Saben que supone eso para una niña víctima de tantos abusos?

Me estaba volviendo loca, no tenía protección de nadie, así que acabe escapándome de esa casa donde ni podía dormir ni tenía protección y mucho menos amor. En mi huida acabé en un centro de menores del cual me fugué.

Pasé por mil infiernos, una niña con 14 años sola huyendo por España, cientos abusaron de mí, hasta que fui captada por una mafia de trata, de la que logré escapar, pero caí en otra pesadilla.

Yo ya no era persona era una zombi, me captaron en una discoteca junto a una amiga, nos metieron a un piso, había más chicas, palizas a diario, violaciones, nos drogaban, nos llevaban a chalés de lujo a fiestas privadas, donde había señores con mucho dinero, hasta un famoso que es al único que puedo poner cara, ya que de niña era mi ídolo. No sé ni como pude escapar de esa mafia, pero lo logré.

Pero lo más duro viene después, cuando ves que eres una mierda, un trapo al que usar y tirar, no tienes ayuda. Intenté matarme muchas veces, acabé en un psiquiátrico, nadie me creía y me diagnosticaban de loca, 9 intentos de suicidio 5 ingresada clínicamente muerta, nunca tuve justicia ni ayuda, fui humillada, despreciada, y la condenada. Acabé con las drogas para poder soportarme, ya que me odiaba a mí misma. Tomaba tripis, speed, éxtasis, drogas que me hacían ser feliz, aunque era consciente de que era una felicidad pasajera. Hice verdaderas burradas con la esperanza de quedarme colgada en algún viaje de tripis y así ya no sufriría más, pero no fue así.

Hoy por hoy las cosas no han cambiado, la justicia es una mierda , protegen a los depredadores , silencian a las víctimas y condenan a l@s denunciantes.

Señores jueces tengo varias preguntas:

  • ¿POR QUÉ NO NOS CREEN?
  • ¿Tienen sangre en las venas?
  • ¿No se dan cuenta de los miles de abusos que se cometen contra niños y niñas?
  • ¿Son conscientes de que se nos mata en vida?
  • ¿Ven justo que nos destrocen psicológicamente de por vida y ellos queden libre o en algunos casos con condenas irrisorias?

Las víctimas no tenemos ayudas del estado, ni protección, y esto lo digo porque muchas víctimas son silenciadas y obligadas a ir con su depredador por orden judicial.

SEÑORES JUECES LOS NIÑ@S NO INVENTAMOS ESAS COSAS. Podremos tener fantasías, con hadas, dragones y mil historias de esas, pero estamos hablando de palabras mayores.

  • ¿Saben cuántos niños y niñas son abusados cada día solo en España? De 11 a 14 denuncias hay cada día, más los que no denuncian.

Tengo 53 años y sigo con tratamiento psiquiátrico, hoy por hoy me mantiene en este mundo, mi hijo y que decidí hacer justicia a mi manera (era eso o dejar mi locura a su libre albedrio y matar violadores de menores). Me hice cazadora de pederastas, infiltrándome en sus grupos. Y les puedo asegurar que suelen ser padres, subiendo vídeos que graban con sus hij@s, o fotos, primos, tíos, hermanos, también madres, abuelas, primas, es horroroso lo que vemos en torno a la pederastia, debería ser declarada terrorismo sexual infantil.

Ojalá estas letras se compartan tantas veces que pueda llegar a manos de algún juez o político, y empiecen a tomar conciencia, las victimas que sobrevivimos crecemos y queremos justicia y reparación.

Fdo.: Una víctima de pederastia y del sistema.